Teléf: 261 4980309 | e-mail: info@parroquiadelujan.com.ar


Seguinos: Facebook Twitter Youtube Pinterest

Designan basílica a la iglesia de Nuestra Señora de Luján de Cuyo

Viernes, 17 de Abril de 2015 | Actualizado a las 17:44
Comparte:

Viernes 17 Abr 2015, Luján de Cuyo (Mendoza) (AICA)

El papa Francisco designó basílica al templo parroquial y santuario de Nuestra Señora de Luján de Cuyo (Santa María de Oro 298, Luján de Cuyo, Mendoza), con 158 años de actividad pastoral y donde el 8 de mayo el arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, presidirá una misa concelebrada por el párroco, presbítero José Roccuzzo, y otros sacerdotes, para oficializar esta designación.

El decreto de la Congregación de Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos expresa que "se concede el título y dignidad de basílica menor a la iglesia parroquial en honor a la beata Virgen María de Luján”, que se encuentra en la arquidiócesis de Mendoza.

El templo parroquial de Luján de Cuyo es santuario desde noviembre de 1957, cuando con motivo del centenario de su erección canónica se realizó la coronación pontificia de la imagen de Nuestra Señora de Luján.

Hasta ahora en Mendoza solamente eran basílicas los templos de Santo Domingo, que regentean los dominicos y alberga a la Virgen del Rosario, y San Francisco, a cargo de los franciscanos y donde se encuentra la imagen de Nuestra Señora del Carmen de Cuyo, patrona del Ejército de los Andes.

En declaraciones al diario Los Andes, el vicario de Luján de Cuyo, Miguel Ángel Valdez, comentó: "Una iglesia puede titularse basílica por prerrogativa del Romano Pontífice y se tienen en cuenta su importancia, sus circunstancias históricas, o por cierto relieve, que hace posible obtener ese privilegio papal".

"Para que sea posible llevar a cabo celebraciones dignas y ejemplares (Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua), la iglesia debe ser suficientemente grande y contar con los elementos que se requieren para la celebración. Luján cuenta con esas condiciones", destacó.

El templo parroquial sufrió daños severos tras el sismo el 5 de agosto de 2006 y estuvo al borde de la demolición. En 2011, tras un largo trabajo de consolidación y refuerzo estructural, que encabezó el presbítero Roccuzzo, la parroquia fue reabierta con una misa presidida por el entonces arzobispo de Mendoza, monseñor José María Arancibia.

Comparte:


Comentarios

No existen comentarios para esta noticia. Se vos el primero!

Déjanos tu comentario:

Sume: 15 + 3


Temas de Actualidad