Teléf: 261 4980309 | e-mail: info@parroquiadelujan.com.ar


Seguinos: Facebook Twitter Youtube Pinterest

Mons. Franzini abrirá el Año de la Vida Consagrada en la Arquidiócesis

Martes, 18 de Noviembre de 2014 | Actualizado a las 15:27
Comparte:

La Junta de Religiosos y Religiosas de la Arquidiócesis invita a todos los sacerdotes diocesanos y religiosos, religiosas, otras formas de vida consagrada y a algunos laicos en representación de cada comunidad, al inicio del Año de la Vida Consagrada que tendrá lugar el próximo viernes 21 de noviembre, en la Comunidad de las Religiosas de María Inmaculada (San Martín 147 – Ciudad / Tel: 4241089), con la presencia del Arzobispo de Mendoza, Mons. Carlos María Franzini. La Santa Eucaristía (y posterior ágape fraterno) iniciará a las 19hs.

Tríptico N°1

Tríptico N°2

Guión 1er Domingo de Adviento

EUCARISTIA PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

APERTURA DEL AÑO DE LA VIDA CONSAGRADA

NOVIEMBRE 30 DE 2014

Introducción:

Hermanos y Hermanas:

La Iglesia Universal celebra hoy el domingo primero de Adviento del nuevo año litúrgico y dentro de él, iniciamos el ciclo B.

Estos domingos de adviento, deben ser un verdadero impulso que nos animen a avanzar con esperanza por este camino del crecimiento espiritual, que hemos comenzado el día de nuestro bautismo.

Cristo vino hace más de dos mil años, vendrá glorioso al final de los tiempos, pero viene constantemente a nosotros en su Palabra, en los sacramentos y los acontecimientos.

Con esta celebración Eucarística damos inicio al año de la Vida Consagrada convocado por el Papa Francisco, con motivo de los Cincuenta años del Concilio Vaticano II. Es un tiempo favorable para: “Dar gracias a Dios por el don de la vida consagrada, abrazar el futuro con esperanza y vivir el presente con pasión”.

El tema para este año que va del 30 de noviembre de 2014 al 2 de febrero de 2016 es:

“La Vida Consagrada en la Iglesia hoy:

Evangelio, Profecía y Esperanza”.

Como Iglesia Diocesana acogemos esta llamada del Papa Francisco y entramos con alegría y esperanza en el año de la Vida Consagrada, y pedimos a Dios nos conceda abundantes vocaciones y sostenga en la fidelidad y el compromiso misionero a todos los Consagrados.

(en este momento se invita a un Consagrado/da a encender la primera vela de la corona de adviento).

Con la alegría de estar nuevamente reunidos como Familia de Dios, agradecidos por el regalo que nos hace de la Vida Consagrada y su misión en el mundo hoy, unamos nuestras voces y nuestros corazones cantando…

Acto Penitencial: (aspersión)

El Adviento es un tiempo de conversión, esto nos exige estar vigilantes, con el signo del agua expresemos nuestro deseo de cambio y de apoyarnos como Comunidad Cristiana a seguir creciendo en la Fe y en la docilidad a la Palabra de Dios.

Liturgia de la Palabra: Introducción general.

Vamos a escuchar la Palabra de Dios que nos hace un llamado fuerte a la vigilancia en este primer domingo de Adviento, a no dormirnos en la salvación que El nos trae. A ejemplo de la Virgen María que siempre supo acogerla en el corazón y llevarla a la vida, dejemos que Ella nos transforme en verdaderos Discípulos Misioneros.

Lecturas: Isaías 63,16-17.19b;64,2-7

S.R. 79

1 Cor. 1, 3-9

Marcos 13, 33-37

Homilía. Sacerdote y un Consagrado/da

Oración de los Fieles:

A cada intención respondemos: Ayúdanos a salir a tu encuentro. Ven Señor Jesús.

1.- Por el Papa Francisco para que el Señor lo colme de su Sabiduría y siga llevando a la Iglesia por los caminos de la Justicia y la verdad. Oremos.

2.- Por los que en la Sociedad, se esfuerzan por construir la justicia y la paz: para que Dios premie su empeño. Oremos.

3.- Por los que no encuentran trabajo, los explotados, los que padecen necesidades: para que alcancen la justicia de un trabajo dignamente remunerado. Oremos.

4.- Por las familias para que sean fermento de nuevas vocaciones para la Iglesia y el Mundo hoy. Oremos.

5.- Por todos los enfermos, los que sufren, para que la cercanía de la Virgen María les traiga consuelo y esperanza. Oremos.

6.- Por el caminar de la vida consagrada en América Latina, para que con su testimonio de alegría y entrega pueda atraer a muchos jóvenes a consagrar su vida al servicio del Reino, a ejemplo de Jesús. Oremos.

Liturgia Eucarística

Cristo enviado del Padre para nuestra salvación, es nuestra gran ofrenda a Dios. Unidos a Él, presentemos nuestro propósito de preparar su venida con la oración, la solidaridad y la fraternidad.

(Una familia presenta las especies Eucarísticas)

Comunión

Jesús sigue viniendo en la Eucaristía y en cada hermano necesitado. Al acercarnos a comulgar digamos con Fe: Ven Señor Jesús.

Despedida

Hermanos con alegría hemos iniciado este tiempo de Adviento y el año de la vida consagrada, ahora somos enviados a seguir construyendo la Comunidad Cristiana y a anunciar el amor de Dios.

Comparte:


Comentarios

No existen comentarios para esta noticia. Se vos el primero!

Déjanos tu comentario:

Sume: 8 + 8