Teléf: 261 4980309 | e-mail: info@parroquiadelujan.com.ar


Seguinos: Facebook Twitter Youtube Pinterest

¿Qué aconseja el Papa Francisco a padres y padrinos de recién bautizados?

Lunes, 12 de Enero de 2015 | Actualizado a las 07:16
Comparte:

VATICANO, 11 Ene. 15 / 10:34 am (ACI/EWTN Noticias).-

La Capilla Sixtina recibió en la mañana de este domingo una auténtica fiesta solemne del Bautismo. Como es tradición, el Papa Francisco bautizó a 33 niños de varias familias trabajadores del Vaticano.

En su homilía, el Santo Padre habló de lo que significa estar consagrado por el Espíritu Santo. “La palabra 'cristiano' significa esto, significa consagrado como Jesús, en el mismo Espíritu en el que estuvo inmerso Jesús en toda su existencia terrena”.

“Queridos, padres, padrinos y madrinas, si quieren que sus hijos sean verdaderos cristianos, ayúdenles a crecer 'inmersos' en el Espíritu Santo, es decir, en el calor del amor de Dios, en la luz de su Palabra. Por ello, no olviden invocar a menudo al Espíritu Santo, todos los días”.

Francisco explicó que “Dios es una persona y que en cuanto persona existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”. Pero, “normalmente rezamos a Jesús. Cuando rezamos el Padrenuestro, rezamos al Padre, Pero al Espíritu Santo no le rezamos tanto” y sin embargo “es importante rezar al Espíritu Santo porque nos enseña a llevar adelante la familia, los niños, para que estos niños crezcan en el ambientes de la Santísima Trinidad”.

“Pueden hacerlo ustedes, por ejemplo, con esta simple oración: 'Ven, Espíritu Santo, llena el corazón de tus fieles e inflama en ellos el fuego de tu amor’”.

El Papa aconsejó también que “cuando hagan esta oración, sientan la presencia materna de la Virgen María. Ella nos enseña a rezar al Espíritu Santo, y a vivir según el Espíritu, como Jesús”.

“Dios, como un buen padre y una buena madre, quiere dar cosas buenas a sus hijos”, comenzó diciendo en su homilía. “¿Qué es este sustancioso alimento que Dios nos da?”, se preguntó. “Es su Palabra: su Palabra nos hace crecer, nos hace llevar buenos frutos en la vida”, dijo.

A los padres de los niños y a los padrinos, así como a los familiares, les pidió “ayudar a estos niños a crecer bien si se les da la Palabra de Dios, el Evangelio de Jesús”. Pero también “hay que darlo con el ejemplo”.

Por ejemplo, dijo, “todos los días tomen el hábito de leer un pasaje del Evangelio, pequeño, y lleven siempre con ustedes un pequeño Evangelio en el bolsillo, en el bolso, para poderlo leer”.

“Esto -continuó el Papa- servirá de ejemplo para los hijos, ver a papá, mamá, a los padrinos, abuelos, abuelas y a los tíos leer la Palabra de Dios”.

A las madres, Francisco les aconsejó dar a los hijos “la leche. Incluso ahora si lloran por hambre, tranquilas. Damos gracias al Señor por el don de la leche, y rezamos por las madres -son muchas, por desgracia- que no pueden dar de comer a sus hijos”.

“Aquello que hace la leche para el cuerpo, la Palabra de Dios lo hace para el Espíritu: la Palabra de Dios hace crecer la fe”, dijo, añadiendo que “por la fe hemos sido creados por Dios”.

Precisamente, “esto es lo que sucede en el Bautismo”, explicó el Papa, quién sostuvo que “en esta fe sus hijos son bautizados”.

“Hoy es su fe, queridos padres, padrinos y madrinas. Es la fe de la Iglesia, en la que estos pequeños reciben el Bautismo. Pero mañana, con la gracia de Dios, será su fe, su 'sí' personal a Jesucristo, que nos dona el amor del Padre”.

El Papa aseguró que es muy importante que sea “la fe de la Iglesia”, porque “el Bautismo nos introduce en el cuerpo de la Iglesia, en el pueblo santo de Dios”. Es ahí donde “la fe viene transmitida de generación en generación: es la fe de la Iglesia”.

“Es una cadena de transmisión de la fe”, añadió. “Es un pasarse de mano en mano la vela de la fe”, dijo en referencia a rito que llegaría después de encender las velas que llevan los padres y padrinos del Cirio Pascual.

En concreto, “el cirio representa a Cristo resucitado, vivo en medio de nosotros”.

“ustedes, familias, tomen de Él la luz de la fe a transmitir a vuestros hijos”.

“Esta luz la toman en la Iglesia, en el cuerpo de Cristo, en el pueblo de Dios que camina en cada tiempo y lugar”.

Por eso, el Papa pidió “enseñar a sus hijos que no se puede enseñar a ser cristianos fuera de la Iglesia” porque “no se puede seguir a Jesucristo sin la Iglesia, porque la Iglesia es madre, y nos hace crecer en el amor a Jesucristo”.

Al saludar a un grupo de fieles llegados de América, destacó que “es importante que los fieles laicos vivan la misericordia y la lleven a los diversos ambientes sociales”.

Comparte:


Comentarios

No existen comentarios para esta noticia. Se vos el primero!

Déjanos tu comentario:

Sume: 17 + 9