Teléf: 261 4980309 | e-mail: info@parroquiadelujan.com.ar


Seguinos: Facebook Twitter Youtube Pinterest

Rosario propuesto por la OVS, como preparación para la próxima Ordenación Episcopal

Viernes, 5 de Junio de 2015 | Actualizado a las 11:02
Comparte:

Les acercamos este material que nos ofrecieron desde el arzobispado para rezar el rosario con reflexiones de Santa Teresa y preparación para la próxima ordenación episcopal.

ROSARIO PROPUESTO POR LA OVS

Contemplamos los misterios del Rosario, con Santa Teresa de Jesús, preparándonos para recibir a Monseñor Dante Braida, nuestro próximo Obispo Auxiliar En verdad les digo: el que reciba al que yo envíe, a mí me recibe, y el que me reciba a mí, 1 recibe al que me ha enviado (Jn 13,20).

Misterios Gozosos: lunes y sábados

Te damos gracias, Señor, por transmitir a tus apóstoles la misión universal de salvación: “Jesús se acercó y les habló así: ‘Me ha sido dada toda autoridad en el Cielo y en la tierra. Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia’” (Mt 28, 18-20). Madre nuestra y Señora de la Iglesia, visita las diócesis de nuestra Patriay protege a sus Pastores.

1.- La Encarnación del Hijo de Dios No hay dama que así le haga rendir como la humildad; ésta le trajo del cielo en las entrañas de la Virgen, y con ella le traeremos nosotras de un cabello a nuestras almas (CE 24, 2). Padre Nuestro – Ave María – Gloria

2.- La visita de María a su prima Isabel Estando un día en oración, sentí estar el alma tan dentro de Dios, que no parecía había mundo, sino embebida en él. Dióseme aquí a entender aquel verso del Magnificat: Et exultavitspiritus, de manera que no se me puede olvidar (CC 47). 3.- El nacimiento de Jesús Danos el Padre / a su único Hijo, / hoy viene al mundo / en pobre cortijo. /¡Oh gran regocijo, / que ya el hombre es Dios! (P 15).

4.- La presentación en el templo 2 Esto me dijo el Señor: “No pienses, cuando veas a mi Madre que me tiene en los brazos, que gozaba de aquellos contentos sin gran tormento. Desde que le dijo Simeón aquellas palabras, le dio mi Padre clara luz para que viese lo que Yo había de padecer” (CC 26,1).

5.- El niño perdido y hallado en el Templo Que es considerar, nuestra alma como un castillo todo de un diamante o muy claro cristal, a donde hay muchos aposentos, así como en el cielo hay muchas moradas. Que si bien le consideramos, hermanas, no es otra cosa el alma del justo sino un paraíso a donde, dice Él, tiene sus deleites (1M 1,1).

Misterios Luminosos: jueves

Bendito y alabado seas, Señor, por permanecer acompañando a tus apóstoles en su misión: “Estas señales acompañarán a los que crean: en mi Nombre echarán demonios y hablarán nuevas lenguas; tomarán con sus manos serpientes y, si beben algún veneno, no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y quedarán sanos”. Después de hablarles, el Señor Jesús fue llevado al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos, por su parte, salieron a predicar en todos los lugares. El Señor actuaba con ellos y confirmaba el mensaje con los milagros que los acompañaban” (Mc 16, 17-20). Madre querida, te pedimos el impulso renovador del Espíritu Santo, sobre cada uno de nuestros Pastores, para que puedan ejercer su ministerio a semejanza de tu Hijo.

1.- El bautismo de Jesús “Si no hubiese agua para lavar, ¿qué sería del mundo? Sabéis qué tanto limpia esta agua viva, esta agua celestial, esta agua clara, cuando no está turbia, cuando no tiene 3 lodo, sino que cae del cielo? Que de una vez que se beba, tengo por cierto deja el alma clara y limpia de todas las culpas (CV 19,6).

2.- Revelación de Jesús en las Bodas de Canaá Llevóme el Rey a la bodega del vino, o metióme, creo que dice. Y no dice que ella se fue. Y dice también que andaba buscando a su Amado por una parte y por otra. Ésta entiendo yo es la bodega a donde nos quiere meter el Señor cuando quiere y como quiere… (5M 1,12).

3.- El anuncio del Reino, invitación a la conversión Ahora, pues, el gran bien que me parece a mí hay en el Reino del Cielo, con otros muchos, es ya no tener cuenta con cosa de la tierra, sino un sosiego y gloria en sí mismos… Todos le aman, y la misma alma no entiende en otra cosa sino en amarle… (CV 30,5).

4.- La transfiguración del Señor Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Éste me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía, la llevaba consigo y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios (V 29,13).

5.- La institución de la Eucaristía No os habéis de engañar pareciéndoos que esta certidumbre queda en forma corporal, como el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo está en el Santísimo Sacramento, aunque no le vemos, porque acá no queda así, sino de sola la divinidad. Pues ¿cómo lo que no vimos se nos queda con esta certidumbre? _ Eso no lo sé yo, son obras suyas: mas sé que digo la verdad,… (5M 1,11).

Misterios Dolorosos: martes y viernes 4

Te pedimos, Señor, que nunca les falte a tus Pastores, la asistencia del Espíritu Santo, para que así puedan comprender y realizar tu obra: “Entonces, les abrió la mente para que entendieran las Escrituras. Les dijo: ‘Todo esto estaba escrito: los padecimientos del Mesías y su resurrección de entre los muertos al tercer día. Luego debe proclamarse en su nombre el arrepentimiento y el perdón de los pecados, comenzando por Jerusalén, y yendo después a todas las naciones, invitándolas a que se conviertan. Ustedes son testigos de todo esto. Permanezcan pues en la ciudad hasta que sean revestidos de la fuerza que viene de arriba’” (Lc 24, 45-49). María, Madre de los Apóstoles, acompaña con amor maternal, a tu hijo Dante en su ordenación.

1.- La oración de Jesucristo en el Huerto Procuraba yo representar a Cristo dentro de mí, y hallábame mejor a mi parecer de las partes donde le veía más solo. Parecíame a mí que, estando solo y afligido, como persona necesitada, me había de admitir a mí… en especial me hallaba muy bien en la oración del huerto, allí era mi acompañarle… (V 9,4):

2.- La flagelación Miradle atado a la columna, lleno de dolores, todas sus carnes hechas pedazos por lo mucho que os ama, tanto padecer, perseguido de unos, escupido de otros, negado de amigos, desamparados de ellos, ni nadie que vuelva por él… (CV 26,5).

3.- La coronación de espinas 5 No me ha venido trabajo que, mirándoos a Vos cual estuviste delante de los jueces, no se me haga bueno de sufrir. Con tal buen amigo presente, con tan buen capitán que se puso en lo primero en el padecer, todo se puede sufrir; es ayuda y da esfuerzo (V 22,6).

4.- Jesús con la cruz a cuestas ¿Por qué hemos de querer tantos bienes y deleites y gloria para sin fin, todos a costa del buen Jesús? ¿No lloraremos siquiera con las hijas de Jerusalén, ya que no le ayudamos a llevar la cruz con el Cirineo? (V 27, 13).

5.- La crucifixión y muerte de Cristo Aparecióme como otras veces y comenzóme a mostrar la llaga de la mano izquierda y con la otra sacaba un clavo grande que en ella tenía metido. Parecíame que a vuelta del clavo sacaba la carne. Veíase bien el gran dolor que me dolía mucho… (V 39,1).

Misterios Gloriosos: miércoles y domingos

Te rogamos, Señor, que nunca se debilite en tus Pastores el ardor misionero; que permanezcan fieles a tu mandato de bautizar y transmitir tus enseñanzas: El que crea y se bautice se salvará, el que se niegue a creer se condenará (Mc 16,16). María, Madre y Reina de los Apóstoles, te encomendamos que los abraces con ternura, protegiéndolos de todo mal.

1.- La Resurrección de Jesucristo 6 Si estási alegres, miradle resucitado; que sólo imaginar cómo salió del sepulcro os alegrará. Mas ¡con qué claridad y con qué hermosura! ¡Con qué Majestad, qué victorioso, qué alegre! Como quien tan bien salió de la batalla a donde ha ganado un tan gran reino, que todo le quiere para vos y a Sí con él (CV 26,4).

2.- La Ascensión del Señor a los Cielos ¡Donosa humildad, que me tenga yo al Emperador del cielo y de la tierra en mi casa, que se viene a ella por hacerme merced y por holgarse conmigo, y que por humildad ni le quiera responder, ni estarme con Él, ni tomar lo que me da sino que le deje solo! (CV 28,3).

3.- La venida del Espíritu Santo Aquí se le comunican todas tres Personas y la hablan, y le dan a entender aquellas palabras que dice el Evangelio que dijo el Señor: que vendría él y el Padre y el Espíritu Santo a morar con el alma que le ama y guarda sus mandamientos (Jn 14,23), (7M 1,6).

4.- La Asunción de María Era grandísima la hermosura que vi en nuestra Señora, aunque por figuras no determiné ninguna particular, sino toda junta la hechura del rostro, vestida de blanco con grandísimo resplandor, no que deslumbra, sino suave (V 33,4).

5.- La coronación de Nuestra Señora Válgame la misericordia de Dios, en quien yo he confiado siempre por su Hijo Sacratísimo, y la Virgen, nuestra Señora, cuyo hábito por la bondad del Señor traigo (F 28, 35).

Te damos gracias, Señor, por los Pastores que nos regalas y te rogamos, que siempre escuchen el silbo de su Pastor: Cuando terminaron de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: ‘Simón, hijo de Juan, me amas más que éstos?’ Contestó: ‘Sí, Señor, tú sabes que te quiero”. Jesús le dijo: ‘Apacienta mis corderos’. Le preguntó por segunda vez: ‘Simón, hijo de Juan, ¿me 7 amas?’. Pedro volvió a contestar: ‘Sí, Señor, tú sabes que te quiero’. Jesús le dijo: “Apacienta mis ovejas”. Insistió Jesús por tercera vez: ‘Simón Pedro, hijo de Juan, ¿me quieres?’. Pedro se puso triste al ver que Jesús le preguntaba por tercera vez si lo quería y le contestó: ‘Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero’. Entonces Jesús le dijo: ‘Apacienta mis ovejas”. María, Reina y Hermosura del Carmelo, alcanza a nuestros Pastores la gracia de la santidad.

Comparte:


Comentarios

No existen comentarios para esta noticia. Se vos el primero!

Déjanos tu comentario:

Sume: 10 + 1


Temas de Actualidad