Teléf: 261 4980309 | e-mail: info@parroquiadelujan.com.ar


Seguinos: Facebook Twitter Youtube Pinterest

Beata Isabel de Francia, virgen y fundadora

Domingo, 22 de Febrero de 2015
Comparte:
En Longchamp, suburbio de París, en Francia, beata Isabel, virgen, que, siendo hermana del rey san Luis IX, renunció a un matrimonio de realeza, así como a preeminencias mundanas, y fue fundadora de un monasterio de Hermanas Menores, con las que sirvió a Dios en humildad y pobreza.

Hija de Luis VIII y de su esposa, Blanche de Castille, nació en Marzo de 1225 y murió en Longchamp el 23 de febrero de 1270.

San Luis IX rey de Francia (1226-70), era su hermano.

Cuando aun era un niña en la corte, Isabel o Elizabeth mostró una extraordinaria devoción a ejercicios de piedad, modestia, y otras virtudes. Por Bula del 26 de Mayo de 1254, Inocencio IV, le permitió conservar algún padre franciscano como su confesor especial.

Ella era aun mas devota a la orden franciscana que a su hermano real. Ella no sólo interrumpió su contrato con una cuenta, sino por otra parte rechazó la mano de Conrado, hijo del emperador alemán Frederick II, aunque fue presionada para aceptarlo por todos, incluso por el Papa Inocencio IV, que sin embargo no vaciló posteriormente (1254) en elogiar su determinación fija para seguir siendo una virgen.

Como Isabel deseaba encontrar un convento, Luis IX empezó en 1255 a adquirir la tierra necesaria en el bosque de Rouvray, no lejos del Seine, y en el vecindario de Paris. El 10 de Junio de 1256, la primera piedra del convento de la Iglesia fue puesta. La construcción aparentaba ser terminada a comienzos del año 1259, porque Alexander IV dio su sanción el 2 de febrero de 1259, en la nueva regla, la cual Isabel había compilado por los Franciscanos Mansuetus en base a la regla de la orden de San Clare.

Estas reglas fueron elaboradas solamente para este convento, por el que fue nombrado el monasterio de la Humildad de la Bendita Virgen (Monasterium Humilitatis B. Mariæ Virginis). Las hermanas se llamaban en regla \"Sorores Ordinis humilium ancillarum Beatissimf Marif Virginis\". El ayuno no era tan estricto como en la regla de San Clare; se permitió a la comunidad llevar a cabo la características apropiadas, y las hermanas tenia el tema de Minorites.

La primera hermana vino del convento de los Poor Clares en Reims. Isabel misma nunca había incorporado un claustro pero a partir de 1260 (o de 1263) ella siguió las reglas en su propio hogar. Isabel no estuvo satisfecha con la primera regla elaborada, y por lo tanto sometida a través de la agencia de su hermano Louis IX, que también había asegurado la confirmación de la primera regla, una regla revisada por Urban IV. Urban aprobó esta nueva constitución el 27 de julio de 1263.

La diferencia entre las dos reglas consistió para la mayor parte en observancias exteriores y alteraciones de menor importancia. Esta nueva regla también fue adoptada en unas ordenes de San Clare en Francia e Italia, pero uno no puede decir de ninguna manera que formaron a una congregación distinta en base a la regla del Isabela.

En la nueva regla Urban IV da a monjas de Longchamp el título oficial del \"Sorores Minores inclusæ\", que fue pensado sin duda para acentuar una unión más cercana con la orden de Friars Minor.

Después de una vida de mortificación y de virtud, Isabela murió en su casa en Longchamp el 23 de febrero de 1270, y fue enterrado en la iglesia del convento. Después de nueve días su cuerpo fue exhumado, pero no mostró prueba alguna del decaimiento, y muchos milagros eran labrados en su sepulcro.

En 1521 Leo X permitió a la abadía de Longchamp celebrara su fiesta con una oficina especial. El 4 de junio de 1637, una segunda exhumación ocurrió. El 25 de enero 1688, las monjas obtuvieron permiso de celebrar su fiesta con una octava, y en 1696 la celebración de la fiesta el 31 de agosto fue permitida a toda la orden franciscana. Ahora lo guardan el 1 de septiembre.

La historia de la abadía de Longchamp tiene muchas vicisitudes. La revolución lo cerró, y en 1794 el edificio vacío y dilapidado fue ofrecido para la venta, pero como nadie lo quería, fue destruido. En 1857 las paredes fueron derribadas menos una torre, y los restos fueron agregados al Bois de Boulogne.

EDD

Cátedra de San Pedro

Hoy se celebra la festividad de la Cátedra de San Pedro, una ocasión solemne que se remonta al cuarto siglo y con la que se rinde homenaje y se celebra el primado y la autoridad de San Pedro.

La palabra \"cátedra\" significa asiento o trono y es la raíz de la palabra catedral, la iglesia donde un obispo tiene el trono desde el que predica. Sinónimo de cátedra es también \"sede\" (asiento o sitial): la \"sede\" es el lugar desde donde un obispo gobierna su diócesis. Por ejemplo, la Santa Sede es la sede del obispo de Roma, el Papa.

Antes de rezar el Ángelus en este día, el Papa Juan Pablo II recordó que \"la festividad litúrgica de la Cátedra de San Pedro subraya el singular ministerio que el Señor confió al jefe de los apóstoles, de confirmar y guiar a la Iglesia en la unidad de la fe. En esto consiste el \'ministerium petrinum\', ese servicio peculiar que el obispo de Roma está llamado a rendir a todo el pueblo cristiano. Misión indispensable, que no se basa en prerrogativas humanas, sino en Cristo mismo como piedra angular de la comunidad eclesial\". \"Recemos -dijo- para que la Iglesia, en la variedad de culturas, lenguas y tradiciones, sea unánime en creer y profesar las verdades de fe y de moral transmitidas por los apóstoles\".

La cátedra es en realidad el trono que Carlos el Calvo regaló al papa Juan VIII y en el que fue coronado emperador el día de Navidad del año 875. Carlos el Calvo era nieto de Carlomagno. Durante muchos años la silla fue utilizada por el papa y sus sucesores durante las ceremonias litúrgicas, hasta que fue incorporada al Altar de la Cátedra de Bernini en 1666.

Tradiciones, leyendas y creencias afirmaron durante muchos años que la silla era doble y que algunas partes se remontaban a los primeros días de la era cristiana e incluso que la utilizó San Pedro en persona. La silla ha sido objeto de numerosos estudios a lo largo de los siglos y la última vez que fue extraída del nicho que ocupa en el altar de Bernini fue durante un período de seis años, entre 1968 y 1974. Los análisis efectuados en aquella ocasión apuntaban a que se trataba de una sola silla cuyas partes mas antiguas eran del siglo VI. Lo que se había tomado por una segunda silla era en realidad una cubierta que servía tanto para proteger el trono como para llevarlo en procesión.

Todos los años en esta fecha, el altar monumental que acoge la Cátedra de San Pedro permanece iluminado todo el día con docenas de velas y se celebran numerosas misas desde la mañana hasta el atardecer, concluyendo con la misa del Capítulo de San Pedro.

EDD

Comparte:


Comentarios

No existen comentarios para esta noticia. Se vos el primero!

Déjanos tu comentario:

Sume: 11 + 6