Teléf: 261 4980309 | e-mail: info@parroquiadelujan.com.ar


Seguinos: Facebook Twitter Youtube Pinterest

San José

Sábado, 19 de Marzo de 2016
Comparte:

José de Nazaret, fue el esposo de María, la madre de Jesús de Nazaret y, por tanto, padre terrenal de Jesús. Era de oficio carpintero, profesión que enseñó a su hijo, y de condición humilde, aunque las genealogías de Mateo 1, 1-17 y Lucas 3, 23-38, lo presentan como descendiente del Rey David.
El hecho sobresaliente de la vida de este hombre “justo” (como lo llaman los evangelios) es el matrimonio con María. La tradición popular imagina que la elección cayó sobre él porque el bastón que tenía floreció prodigiosamente, mientras el de los otros quedó seco. La simpática leyenda tiene un significado místico: del tronco ya seco del Antiguo Testamento refloreció la gracia ante el nuevo sol de la redención.
Los evangelios nos narran que poco después del compromiso, José se percató de la maternidad de María y, aunque no dudaba de su integridad, pensó “repudiarla en secreto”. En sueños se le apareció un ángel que le aclaró los hechos, y así José “tomó consigo a su esposa” y con ella fue a Belén para el censo, lugar donde nació Jesús. Por la hostilidad de Herodes, la Sagrada Familia se vio obligada a huir a Egipto. Después regresaron a la tranquilidad de Nazaret, hasta los doce años de Jesús, cuando sucede la pérdida y hallazgo de Jesús en el templo.
Después de este episodio, el Evangelio de Lucas parece despedirse de José con una sugestiva imagen de la Sagrada Familia: Jesús obedecía a María y a José y crecía bajo su mirada “en sabiduría, en estatura y en gracia”.
San José vivió en humildad el extraordinario privilegio de ser el padre putativo de Jesús, y probablemente murió antes del comienzo de la vida pública del Redentor.
Su imagen permaneció en la sombra aun después de la muerte. Su culto, en efecto, comenzó sólo durante el siglo IX. En 1621 Gregorio V declaró el 19 de marzo fiesta de precepto (celebración que se mantuvo hasta la reforma litúrgica del Vaticano II) y Pío IX proclamó a san José Patrono de la Iglesia universal. El último homenaje se lo tributó Juan XXIII, que introdujo su nombre en el canon de la misa.

Paulinas.org

Comparte:


Comentarios

No existen comentarios para esta noticia. Se vos el primero!

Déjanos tu comentario:

Sume: 11 + 6


Temas de Actualidad