Teléf: 261 4980309 | e-mail: info@parroquiadelujan.com.ar


Seguinos: Facebook Twitter Youtube Pinterest
Banner 01

Reseña Histórica de la Parroquia y la Basílica

Comparte:
Aniversario de los 100 años de la Inauguración del Templo Parroquial.

Por Sra. Alicia de Sanchez.

Nadie desconoce que la devoción del pueblo argentino a la Madre de Dios y Madre Nuestra, ha sido tan intensa como general, desde los primeros tiempos de la Colonización de nuestra Patria. La devoción a la SSma. Virgen María llegó a Buenos Aires en 1630 y desde ese entonces, en todo nuestro territorio argentino, comenzó a florecer el Culto Mariano en sus distintas advocaciones. Mendoza no fue ajena a tan piadosa devoción, Por eso y para poder conocer la historia de nuestra Parroquia, necesariamente debemos retroceder en el tiempo.

A principios del siglo XVIII, la vida comercial de la Ciudad de Mendoza lo constituía el tráfico de frutas secas, dulces, aceite, oro y plata (minas de Uspallata) y sobre todo vinos y aguardiente en botijuelas, productos que eran llevados a Buenos Aires en las tradicionales carretas.En esa época bravía, el dueño de unas carretas (D. Pedro Molinas y Vasconcelos) viajaba a Buenos Aires por asuntos de trabajo. Al llegar a destino enfermó gravemente, a tal punto que pensó en regresar a Mendoza para morir en ella.Como en rueda de carretas había oído hablar de las gracias concedidas por la Virgen de Luján, elevó su mirada suplicante implorando el auxilio divino. Con fe y devoción le ofreció a la Virgen que si curaba su mal y recuperaba la salud, iba a ir a su Santuario y convertirse en pregonero de su devoción entre sus paisanos mendocinos.

Su ruego fue escuchado y al restablecerse, agradecido cumplió su promesa y peregrinó al Santuario de Luján en Buenos Aires. Permaneció varios días al pie de la Santa Imagen en fervorosa oración y renovada gratitud. Antes de regresar, compró a unos santeros, una hermosa imagen de la virgen de Luján y la aproximó a la que se veneraba en el santuario, como queriendo contagiarle todas las virtudes para beneficiar a los amigos y paisanos de su terruño.

Este agradecido devoto, como tenía una estanzuela a pocas leguas de la ciudad de Mendoza, hizo construir allí un oratorio donde quedó entronizada La Sagrada Imagen.

El Oratorio comenzó a ser muy concurrido

Bien pronto cundió la noticia y los vecinos comenzaron a venerarla y pedirle toda clase de favores.

La fe y la devoción de los que acudían al Oratorio hicieron que, tímidamente primero y con más pujanza después, comenzaran a levantarse algunos ranchos para albergar a los devotos que acudían a venerar la imagen de la Virgen permaneciendo en oración durante el día. Esto dio origen a una población que se establecía en el lugar en forma permanente.

En 1800 , como el oratorio resultaba pequeño para dar cabida a tantos fieles, se levanta una Capilla, la primera en Mendoza en honor a la Virgen de Luján. y que ya figuraba en un mapa topográfico de la ciudad de Mendoza realizado en 1802. Esta Capilla de Nuestra Señora de Luján, perteneció a la jurisdicción de la Parroquia Matriz de la Ciudad de Mendoza.

Con el tiempo y debido a la importancia que fue tomando no sólo por las peregrinaciones sino también por ser el paso obligado de arrieros y carretas que se dirigían desde y hasta los Fuertes de San Carlos y San Rafael, además de los que pasaban a Chile por los Pasos del Portillo y del Planchón; esa población fue aumentando continuamente y sus habitantes, por voluntad propia y por su piadoso origen, la denominó Villa de Luján, título que fue refrendado, el día 11 de mayo de 1855, por Decreto del Gobernador de Mendoza D. Pedro Pascual Segura al fundar el Departamento.

¿Cómo se creó nuestra Parroquia?

En 1804 se crea el Curato de Luján y desde 1806 a 1857, un sacerdote reside en Luján en forma permanente como Vice párroco de San Vicente Ferrer (Godoy Cruz)

El 30 de abril de 1857 se fijan los límites de las Parroquias de San Vicente y de Luján y el 10 de noviembre de 1857 se realiza la Fundación de la Parroquia Nuestra Señora de Luján. El primer Párroco fue el Pbro. Francisco Goenechea.

El 20 de marzo de 1861 el gran terremoto que desoló la ciudad de Mendoza, también destruyó la antigua Capilla. El Padre Goenechea, para construir el nuevo templo, cambia el terreno de la Capilla (lugar que hoy ocupa la Municipalidad de Luján) por el que actualmente ocupa nuestra Parroquia, que era propiedad de Don Zacarías Corvalán.

El primer inventario de los bienes pertenecientes a la Parroquia, fue levantado el 24 de mayo de 1867 por el Pbro. D. José de la Cruz Dávila, detallando forma, superficie, retablo con la imagen de la Virgen de Luján y demás enseres y adornos. En el año 1881 se agregó una torre y una cúpula al templo construido por el P.Goenechea.

Desde 1886 a 1908 no se realizan obras nuevas ni mantenimiento, por lo cual el Templo fue deteriorándose paulatinamente, a tal punto, que el nuevo Párroco, Pbro. Juan de Dios Vallcanera, lo encuentra en un estado de casi destrucción. Al hacerse cargo de la Parroquia el 10 de enero de 1909, el P.Vallcanera comienza a concretar su idea de construir un nuevo Templo. En mayo de ese mismo año se confeccionan los planos que son aprobados por el Obispo de Cuyo, Mons. Fray Marcolino Benavente y el 24 de octubre se bendice y coloca la piedra fundamental. En abril de 1910 comienzan las obras del Templo y .al año siguiente se hacen los cimientos de la casa parroquial, En 1912 se celebra la primera misa en el Templo ya techado.

Al cumplirse el quinto aniversario de la colocación de la piedra fundamental, el día 10 de noviembre de 1857, se bendice e inaugura el Templo por el Exmo. Sr. Obispo de Cuyo Dr. José Américo Orzali.

A las 5:55 horas del 5 de mayo de 1861, por defectos de construcción se derrumba la Cúpula del Templo, de 200 toneladas y 35 metros de altura. Los escombros son ofrecidos a la Municipalidad para el relleno de calles.

La reconstrucción de la Cúpula se realiza al año siguiente por el Ingeniero Guillermo Villanueva y D. Miguel Rosso.

En 1926 se construyen las dos torres del frente del Templo , siendo Párroco el Pbro. Vicente Guasch. Interviene El Ingeniero Hernán Palero Infante y el constructor D. José Ferrer.

Centenario de la Fundación de la Parroquia

En 1957, al cumplirse el primer Centenario de la Fundación de la Parroquia, siendo Párroco el Pbro. Carlos Bertaina, se realizan trabajos de pintura en el interior y refacciones en el frente del Templo en preparación del gran acntecimiento: La Coronación Pontificia de la Santa Patrona Nuestra Señora de Luján (por mandato de Su Santidad el Papa Pío XII) el día domingo 24 de mayo de 1957. La corona de oro de la Virgen fue confeccionada gracias a la generosidad y devoción de los fieles lujaninos.

En 1968 a l989, siendo Párroco el Pbro. Paulino Reale, se realiza la remodelación del interior del templo : se cambia el piso, se reubica el retablo , se hace un presbiterio conforme a las disposiciones del Concilio Vaticano II, es desarmado el artístico pulpito y algunas de sus imágenes de madera fueron colocadas en otros lugares, la imagen del La Virgen es trasladada a un camarín construido en la nave lateral sur y en el ábside se colocan tres grandes y hermosas tallas de madera : de Cristo Crucificado al centro y las imágenes de la Virgen y de San Juan, a cada lado. Se reviste con mármol los zócalos de las columnas y en los de las paredes de las naves laterales se coloca machimbre de madera y se construye un bautisterio anexo a la nave lateral sur.

Se lleva a cabo la demolición del antiguo salón parroquial adosado al templo, se hacen nuevos sanitarios, se refacciona la Secretaría y salones y se construye la nueva Casa Parroquial y salones sobre la calle Balcarce, en el lado norte del Templo.

En 1989 asume como Párroco el Pbro. Raúl Galán. Entre las reformas que se realizan, se destaca el traslado de la imagen de Nuestra Señora de Luján al ábside del Templo, y la capilla en la que estaba antes, se destina al Sagrario, al SSmo. Sacramento. La Pila Bautismal se coloca en el Presbiterio y se realiza la pintura del interior y del frente del templo y de la Secretaría parroquial.

Presbiteros de los últimos tiempos

El Pbro, Gerardo Raúl Aguado asume como Párroco en 1999. Durante su misión se dio nuevo impulso al Consejo de Pastoral Parroquial, fijando su objetivo de coordinar las actividades de la Parroquia de acuerdo a las necesidades que se presenten y respetando los tiempos litúrgicos. Además se profundizó en el conocimiento sistemático del Plan Diocesano de Pastoral, para poder divulgarlo y llevarlo a la práctica. También se realizaron periódicamente reuniones decanales con la participación de los agente de pastoral de las Parroquias del Decanto de Luján. Durante su gestión, en el año 2004, se realizó la visita pastoral de Mons. José María Arancibia.

El 5 de agosto de 2006, un sismo de regular intensidad, dejó seriamente dañada la estructura del Templo Parroquial, patrimonio fundamental del Departamento. Después del informe que elaboraron varias Instituciones Técnicas sobre los modernos criterios de sismo resistencia, se decide, para mayor seguridad, cerrar el Templo. En aquellos momentos era Párroco de Luján, el Pbro. Raúl Laporte y Vicario el Pbro. José Martín. No obstante y después de considerar el informe diagnóstico, la opinión generalizada fue que se continuara con estudios especializados para conservar el edificio y repararlo con el nivel de seguridad requerida.

Posteriormente, en una reunión de fieles, realizada en la Sociedad Española de Luján y presidida por el Arzobispo de Mendoza, José María Arancibia y el Párroco Pbro Rubén Laporte, se aprobó un pormenorizado informe del Estudio especializado Cóndor Arquitectura e Ingeniería, encabezado por el ingeniero Daniel García Gei quien explicó que, la consolidación del edificio se haría conforme al Cödigo de Construcción Sismorresistente de Mendoza y con la aprobación previa de la Municipalidad de Luján. Por consiguiente, se tomó la decisión de recuperar el Templo.

Reconstrucción del Templo Parroquial

Para el costo de la reparación y remodelación se tiene en cuenta las donaciones del pueblo de Luján, que siempre ha sido generoso cuando se trata de su querido Santuario. No se descartan las ayudas externas, del gobierno y de algunas fundaciones, teniendo en cuenta el valor histórico de este edificio sesquicentenario y de la importancia de su recuperación.

En el mes de mayo de 2007, al cumplirse el 150 Aniversario de la fundación de la Parroquia Nuestra Señora de Luján de Cuyo, se realizan celebraciones religiosas, la tradicional procesión con la Imagen de la Virgen, actos culturales, bajo el lema “Con María de Luján, historia y vida, futuro y fe”.

Los días 7, 8 y 9 de noviembre: Triduo y Misa; domingo 10: Misa 150 Aniversario. El domingo 25 se celebra una Misa por el Día del Laico; al medio día se realiza un almuerzo de confraternidad y culminan los festejos a la tarde , en la Plaza Departamental, frente al Templo, con una exposición religiosa de ornamentos, objetos de culto, imágenes muy antiguas y fotos recordatorias de la Parroquia y de las familias lujaninas que se conservaron en el tiempo. En una pantalla gigante se proyectó un audio visual con la historia de la Parroquia y de su Templo Santuario. Para finalizar, Música y danzas. Gran participación de de toda la comunidad.

El 12 de febrero de 2008, asume como Párroco el Pbro. José Roccuzzo, conocido como el Padre Pepe, quien, a su tarea pastoral, debió agregar la importante misión de de la recuperación del Templo. Los trabajos, pese a las dificultades, problemas e imprevistos, se realizaron sin interrupción y en varias oportunidades los fieles apreciaron los avances y trabajos que se llevaron a cabo en el interior de la Iglesia. La Inauguración Oficial del Templo se realizó el 8 de diciembre de 2011, en la Fiesta de la Inmaculada Concepción.

Comparte:

Temas de Actualidad